Me encanta cuando me dicen que mi arte es diferente. Por que lo es! Creo que mis obras son un golpe de color y brillo, una fuerza que llega de improviso y rompe con el entorno. Me gusta jugar con la sorpresa, a veces hasta con la incomodidad que generan mis cuadros. Están creados sin filtro, con desparpajo y ganas de romper convencionalismos. Están concebidos desde lo disruptivo, un poco kitsch pero fundamentalmente fuerte. Llevan la energía del color sin limite y el mensaje contundente.

Comencé con esta técnica en el año 2018, a partir de una crisis personal que me llevo a buscar alguna forma de expresarme. Noches de insomnio y teléfono celular dieron como resultado el “Collage Digital” que luego se transformo en “Arte digital intervenido”. Lo interesante es que logre unir mis dos pasiones: el arte y la tecnología. Al principio casi jugando me di cuenta de la gran posibilidad que brinda la tecnología digital no solo para la comunicación sino también para el arte. Y comencé a hacer camino al andar, plasmando mis creaciones digitales sobre bastidor e interviniéndolas como si fueran cuadros, manualmente con diferentes materiales: pintura acrílica, pintura tridimensional, pegamento, glitter, piedras, telas y otros objetos. Todas aquellas imágenes que fui creando en la computadora, comenzaron a cobrar vida gracias al “toque humano y personal”.

En que pienso cuando creo? Me inspiro en situaciones y en personas. Mi serie de mujeres icónicas nació como una forma de homenajear a todas aquellas mujeres que de alguna forma u otra nos ayudaron a llegar al lugar donde estamos hoy. Cada una con su historia y aporte, lucen brillantes y desafiantes desde mis telas. En muchos casos reviven y cambian de realidad para ensamblarse a situaciones actuales como el “Me Too” americano o el “Ni una menos” argentino. Todas ellas buscan seguir interactuando con nosotros se embanderan con premisas actuales y potentes. Monalisas Urbanas que recorren el mundo y adoptan la moda y el glamour actual, o Evitas que se resisten a quedar en el olvido de una vieja foto y se transforman brutalmente en geishas o se pintan la cara para ir a la cancha.

Mi arte esta dirigido especialmente a los “millennials”, que buscan lo diferente y que comprenden claramente que el arte también es “evolución”. También a aquellos que se detienen delante de mis cuadros y captan un mensaje, cualquiera que sea y que sonríen, por que les gusta o por que no. La idea es crear desde lo creado y revivir lo olvidado pero siempre desafiando convencionalismos y rompiendo barreras.

Andrea Degiacomo

Mostrando todos los resultados 5